Nuevo Suzuki Fun 2008

Después de tres años de la presentación oficial en nuestro mercado, General Motors decidió el lanzamiento de la segunda generación del Suzuki Fun, diseñado sobre la plataforma de la gama anterior, pero con acertados retoques en el exterior e interior, con lo que se consiguió una lograda actualización. En esta segunda generación del Fun se ha conservando la distancia entre ejes y aplicado una carrocería más larga, ancha y baja. Todos estos cambios le dan una apariencia más actual y dinámica. Además, como en la versión reemplazada, el nuevo Suzuki Fun se puede personalizar a gusto del comprador, ya que se han desarrollado nuevos accesorios. Una de las novedades más importantes es que toda la gama incorpora el motor naftero de 1.4 litro, que desarrolla 90 CV. Este propulsor se muestra muy eficiente para lo que está pensado, es decir, el circuito urbano, donde se mueve como pez en el agua. Aquí colabora el buen par motor de 12,2 kgm a 3200 vueltas, que entrega aceleraciones suaves pero sostenidas, y evidencia una buena elasticidad. Todo esto es posible gracias a la buena labor de la caja de cambios manual de cinco velocidades, de inserciones suaves y precisas, con un buen greep. Las relaciones son largas en las marchas altas, sobre todo la 5ta (una clara sobremarcha), destinada al descanso del motor y a reducir el consumo, un segmento en el que se destaca. Consumo contenido En este sentido se puede lograr una media (ciudad-ruta) de 7,2 litros cada 100 kilómetros, con una conveniente autonomía de más de 660 kilómetros sin tener que parar a cargar combustible. El sistema de suspensión no ha cambiado, por lo que el comportamiento dinámico sigue siendo bueno, sobre todo en la ciudad, ya que tiene un esquema algo blando que le brinda confort y una conducción ágil. En ruta, lo mullido de las suspensiones se vuelve un poco en contra, ya que el auto va flotando luego de atravesar los desniveles. Aunque el recorrido de las suspensiones haga que se remarque el balanceo de la carrocería (rolido), dobla con firmeza y precisión. El interior muestra mejores terminaciones, con más equipamiento. Si bien la versión que probamos estaba provista de todos los opcionales posibles, es decir, levantavidrios eléctricos, alarma y cierre centralizado con comando a distancia, hay que destacar que en todas las versiones de serie ya cuenta con aire acondicionado, CD player, dirección hidráulica y alarma de luces encendidas, entre otros elementos. Hay buen espacio en las plazas delanteras y la posición de manejo se puede encontrar fácilmente, gracias a las regulaciones manuales de la butaca. Atrás, si bien no sobran los espacios, también se han mejorado las plazas y hay más lugar para acomodar las piernas. En definitiva, la nueva generación del Suzuki Fun es una opción que no debe pasarse por alto a la hora de la elección de un auto ciudadano.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.